ENOJO

Por alguna ... razón que no alcanzo a comprender, y siendo del grupo de los cuidadosos en la forma hasta el perfeccionismo (que claro nunca alcanza la perfección y a veces ni siquiera se le acerca), en las entregas anteriores mis poemas, si gustan llamarlos así, fueron vilmente destrozados por la tecnología. De nada sirve capturarlos directamente, mandarlos a distancia, armarlos aparte para copiarlos y pegarlos ... ¡Esta ... ... #$%&! ¡Maldita! Siempre hace lo que se le pega la gana, no entiende más que de líneas seguidas, no comprende la existencia de versos. Como dice un personaje de Eugenio Derbez... ¡QUE ALGUIEN ME EXPLIQUE!
Visito los blogs de otros colegas,compañeros y amigos y sus poemas están bien conformados, aparentemente, pero cada intento que hago tarde o temprano termina hecho mierda por la programación HTML. Véase este ejemplo (que no dudo me haga quedar mal en el exabrupto):

Las cebollas son moradas
kioscos entrelazados
barandales que se abrazan
resguardando llantos.

Llantos que asfixian
sueños literarios
tardes lánguidas que alivian
ansias de lirios demudados.


A VER CÓMO QUEDÓ. YA ME DIRÁN.

0 comentarios. Click aquí para comentar.: