La Liebre

En el coto de caza
persigo mis ideas y tus memorias.
Intentan estas esconderse
entre los troncos y el follaje,
en medio del bosque de libros.
Saltan madrigueras y en silencio
asoma tímida y temblorosa
por los estantes la tierna
mirada en un retrato tuyo.
Corre a derecha e izquierda, tropieza
sonriente, juguetona en su alharaca, traviesa
despierta las voces dormidas
en el fondo magnetofónico
de la cueva de tu decir
y, desde ahí, cuenta quién,
cómo fuiste, oh, Capeta,
la hermana triste, oh, Coneja,
la madre enhiesta, ay,
la Teruca de mi vida,
pieza invaluable de casa.

0 comentarios. Click aquí para comentar.: