RESISTENCIA PACÍFICA AL SPAM

Este es un ejemplo malón de publirreportaje, hecho con desgano por obvias razones. No obstante, ojalá la librería lo tome en cuenta y no se conforme con que uno tome los anuncios directamente de su spam y prefiera contribuir con nosotros de forma más directa. De bloguear también puede vivir el hombre (o podría).
Me encanta ir a esta librería, ojear y hojear sus libros, sentarme en su cómoda cafetería para degustar la lectura al cobijo de una deliciosa bebida. Encontrar las novedades y ser atendido personalmente por empleados que sí saben de libros, o por lo menos tienen un conocimiento suficiente de los productos que venden. Y ahora que pueden adquirirse libros por medio de la tienda virtual, no necesito gastar tiempo, dinero y combustible por toda la ciudad para localizar un título en específico.
Puedo decir mucho más, pero siempre es mejor vivir la experiencia en propia carne.

0 comentarios. Click aquí para comentar.: