FRIALDAD DIVINA

Una mirada
congelada.
Una mirada
que congela.
Una mirada
que conlleva
el beso detenido
en mi mirada.
Beso congelado
en unos labios
de ardor que irrita
a unos ojos de verde pasión contenida.
Verdes espejos
donde me veo,
cálido deseo
en tu frialdad infinita.
Piel expuesta
a la melancolía.
El invierno
de mi juventud
se adivina.

0 comentarios. Click aquí para comentar.: