Más allá de la Mar, tan lejana

31 de mayo de 2011

Cuando de definir se trata,
no pienso en otra cosa más
que en tu figura,
ese horizonte
al que, si me acerco
                                demasiado
seguramente habré de rebasar,
cayendo en el abismo del deseo
donde habitan esos seres
                                 fantásticos
que convocan, amor,
a aventurarse en mar tan lejana. Y ahí,
tanto como ahora,
habiendo hundido la verga de mi nave,
luego de perder el cabrestante,
recogido en la canastilla de tus brazos,
he de ser ciego por tu causa,
pues siendo solo para ti
mi ceguera no es discapacidad,
sino entera exclusividad.

0 comentarios. Click aquí para comentar.: