DONACIÓN


A Ginnet, por sus finas atenciones al aceptar el piropo que dio pie a este texto.
13-14 de septiembre de 2011

Qué se le va a hacer, vida mía...
Uno va por estos caminos pintados de azul
y quisiera que fueran el sendero amarillo,
la ruta mágica que tranformare el día.

Qué se le va a hacer, amiga mía...
Si la propiedad que busco compartir
nadie la quiere ni siquiera donada,
este corazón que es finca de galantería.

No obstante los desprecios,
los afanes especuladores
por abaratar su precio,
el terreno de mi alma aguarda
a la que esté dispuesta a invertir
dinero, tiempo, miradas, caricias,
besos, silencios, cuerpo y amor.


Desde que te conocí
no ha dejado de rondarme la idea
de hacer contigo un contrato,
un contrato de donación.
Siendo tú abogada de ilusiones,
recurro a tu experiencia
en el arte legal de hacer convenios.
Enseguida apunto
lo necesario para modificar
al machote correspondiente.

Donde dice comparecientes anotar:
tu nombre (como donataria)
y mi nombre (como donante).
En los antecedentes, en medidas y colindancias
anotar lo siguiente:
Superficie del alma donada:
Tan grande como para albergar la esperanza.
Colindancias:
Al Norte, con tus ilusiones.
Al Sur, con el anhelo de encontrarte.
Al Este, con el sendero hasta tu piel.
Al Oeste, con el "acaso" de tu mirada.
En el apartado segundo, materia del objeto del convenio inciso (A), indicar:
"Se encuentra libre de gravamen
y a la entera disposición
inmediata
de la interesada".
II-B: "Se encuentra al corriente en el pago de promesas
y con solvencia en manos, labios y sentires".
Cláusula primera, a la letra:
"(Mi nombre) dona a título gratuito,
libre de promesa y toda responsabilidad,
a (tu nombre, vida, amiga mía, más que amiga) el corazón
ubicado en el pecho y el alma
del donante,
(ningún tunante, por cierto)
con la superficie y colindancias anotadas
en el antecedente primero".
Cláusula quinta: "La parte donataria se compromete
a por lo menos dar señales de vida
y aceptación o repudio en su derecho.
En caso de aceptación,
concertar una cita con el donante
entre tales y tales de tal,
para conocer, tantear y tentar
el terreno ofrecido".
Cláusula sexta: "Para interpretación
y cumplimiento de este contrato,
las partes se someten
expresamente
a la voluntad de sus intereses,
competencias y afanes".
Cláusula séptima relativa a gastos
queda eliminada y sujeta a futuros convenios.

Seguro de tus finas atenciones y gestiones,
así como de tu visto bueno a esta donación,
quedo de ti, quedo en ti,
más que admirador.

Qué se le va a hacer, amiga mía...
Ay, a esta vida, a este lote con malezas
de ficciones, de anhelos, de soledad
que riega cotidianamente esta plantación vacía.

Qué se le va a hacer, vida mía...
Ni aún en subasta se ofrecen posturas
siquiera para fraccionar las hectáreas de entrega
d'este amar tan baldío de mi varonía.

Qué se le va a hacer...
Acaso desbrozar la piel,
arder el yermo hasta que justifique su sequía,
abandonarle a los caprichos
de la erosión de la tristeza,
levantar el acta y protocolizar en notaría.

0 comentarios. Click aquí para comentar.: