CUARENTA Y NUEVE



31 de enero - 4 de febrero de 2012


Hoy quiero embriagarme con tu ausencia;
hacer con los besos que me diste
la mezcla para el cóctel
con el cual asirme beodo a tu recuerdo.

Soy un hombre triste,
qué le voy a hacer.
Soy un hombre como texto
guarecido bajo los terrones,
textil trama de colores empolvados,
manta de amores hechos girones.

Hoy comprendo que está errado "Las Mil y una Noches",
pues no fueron cuarenta los ladrones
de esos años mozos que ya se acercan
a la cúspide y comienzan la senda
cuesta abajo de las ilusiones.
Hoy entiendo que había otros nueve
intrusos impostores y que estos
plagiaron de mi horizonte las verdes miradas,
esas luces por las que de poesía hice derroche.

Soy un hombre felizmente triste,
qué le voy a hacer.
Soy un hombre cuyas voces
como arañas pequeñitas
tiran línea de seda al viento
y vuelan
          vuelan
                  vuelan
entre nubes de razones
hasta aterrizar en las terrazas de esos verdes ojos
donde han de tejer su morada
esos tus sensuales y ardientes rincones.

Hoy quiero celebrar que cumplo años
y quiero hacerlo con mi lengua
extrayendo de tu sexo exclamaciones,
enunciar junto a tus labios
las más devotas oraciones.

Soy un hombre tristemente feliz,
¡qué le voy a hacer!
Soy un hombre que aguarda corazones,
uno que sostiene entre sus manos
femeninas trenzas de versos,
ósculos impresos sobre tu fina piel
entre afanes e ilusiones.

Hoy quiero festejar que falta menos
para el día de nuestro encuentro,
entonces nuestro amor dará cuenta
de esto que es tan cierto:
Soy un hombre triste.
¡Y qué!
Llanto no produzco.
El silencio en sonrisa traduzco
y es tan patética mi astucia...
Suponiendo mis letras
como primas de canciones
más pronto que tarde en ellas reconozco
de mi alma no más que fracciones.

Soy un hombre triste,
¡sábelo!
Y aún así y con lo aburrido
tú persistes en tu anhelo
de amarme por encima de estos torpes
y necios versos que troco,
a ojos de algunos, vacíos renglones.
Sea pues. Cedo. Y en tus manos quede,
amor, esta vida;
esta vida dedicada a la poesía;
esta mente de un poeta y loco por ti
alimento de sutiles sensaciones.

0 comentarios. Click aquí para comentar.: