MI CREDO

25 de abril de 2012



El siguiente poema (incluido en mi poemario "Pasionaria" en preparación) nació de manera espontánea como tantos piropos que entrego a mis musas, en este caso una muy específica en Facebook. De pronto, el piropo incluido en la primera estrofa dio un giro por causa de una imagen y he aquí el resultado. Porque el amor que en mi palpita es mucho más profundo y amplio. Porque el erotismo no sólo tiene que ver con el sexo, sino más que nada con la pasión por la vida.

Hoy te vas a dormir más temprano que de costumbre.
¿Puedo aspirar a que con más horas de sueño,
mis ilusiones puedan colarse entre las tuyas
y pesquemos los colores de tu mundo alternativo,
el que se construye sobre el oleaje de sábanas mares,
y cacemos a las ansias
sobre la vernal llanura ardiente de tu sabana?

Hoy te vas a acostar más temprano de lo que yo desearía.
¿Puedo sustituirte en el timón de la barcaza,
levar anclas de la vida para navegar juntos
a esa remota isla, esa de la que me hablaste una vez
entre hambre, sed y lloros?
¿Dónde consigo las talegas y los oros con que el hombre laza
la fe en un mañana que aun dudo si conoceremos?

Hoy te vas a enterrar antes que yo en los brazos de esta
madre tierra venerada, ¿puedo hundir mis dedos,
clavar mi sexo, arrastrar mi lengua por tus entrañas;
jugar un momento solo
solo un momento imaginar que soy sensual sepulturero?

Hoy te vas, te lleva la corriente
ya eres parte del río de esperanzas coaccionadas.
¿Puedo añorarte, hacer de tu recuerdo
la vergüenza de mi credo?

Tú eres mi iglesia y mi templo y mi fe. Mi credo.
¿Me permites que siembre mi humana, verde mirada,
en la conciencia de los hombres y reclame y demande
la igualdad que los mezquinos, los avaros
han robado pisoteado vejado escupido
inmisericordes orillándote a la extinción, al olvido?

¿Puedo?

0 comentarios. Click aquí para comentar.: