GERUNDIO


12 de julio a 1 de agosto de 2012


Quiero tener sexo contigo
ahora mismo,
ya,
¡inmediatamente!
Es más, ya se hace tarde,
quiero estarlo teniendo,
sin mediar el subjuntivo
de la condición posible,
el tal vez ni el déjame pensarlo.

Estoy ardiendo
en este momento estoy ¡que no puedo!;
el verso voy sosteniendo
con la esperanza de que llegues
aún más que a tiempo,
que ya te estés viniendo
desde donde estés
para hallarnos letras escribiendo
sobre el final que estamos anhelando.

Quiero que me beses ahora,
inmediatamente,
ipso facto
¡ya!
Te estoy imaginando
de hinojos
asida a mi pluma
succionando
el participio del verbo a tu boca adherido.

¡Anda!
Al enunciado ve cogiendo,
acomoda al sujeto que te va predicando
y contradíceme, si quieres, sí, apretando,
la postura cambiando,
de otro modo argumentando
esta suerte de traición que haces
al introducir mi anhelo sin renuencia
al momento que la espalda ya me vas dando.

Soy directo. Con ambages no me ando.
Ya lo ves. Quiero todo contigo
desde el momento que me vas desnudando
con la vista y la caricia;
y sé que quieres todo conmigo
desde el momento que la verde frescura
de tu cintura se va desatando
como prenda humedecida
mientras al oído ya te voy diciendo:
alma mía, ¡tómame ya!,
que por ti me estoy muriendo.

0 comentarios. Click aquí para comentar.: