En el verde de tu espejo

24 de marzo de 2015
Tu poder felino está aquí, ahora,
acurrucado en la cuna de mis brazos.
Acaricio tu piel gris de indecible tersura,
pulso tu pelo arrancando sutil ronroneo.
Me vuelvo arpista, Orfeo,
furtivo compositor de ensueños.


Me miras con tus verdes ojos fijamente,
los entornas con levedad,
le hablas de ese modo a mi mente.
Inclinas tu testa y así quedan tus ideas
adosadas a mi cuerpo como tu frente.

Estiras los dedos para tocarme,
arañas con suavidad mi paciencia.
Suspiras. Cierras los ojos. Sueño.
En el verde de tu espejo
vuelto pensamiento ya yo me quedo.

0 comentarios. Click aquí para comentar.: