Alma conductora

25 de junio de 2015
(A Sofía Escobosa)

Hay entre los cuadros que apantallan mi visión
una imagen que ilumina y ensombrece;
una bella que mis sentidos entorpece
y lleva a mis dedos a este soneto, fruto de sinrazón.

Tiene nombre de sabiduría y, siendo zafio mi corazón,
las ansias de abrazarla su apellido escuece.
Su larga cabellera mis ilusiones mece
y, aun rota la métrica, al poema sirve de estimulación.

De tenerla a mi lado con su apellido barrería
toda estulticia, toda soledad, todo Todo,
y ni siquiera daría tregua a la azul melancolía.

Ese rostro de carácter, esa sonrisa muy a mi modo
son la clase de motivos verdes que me dan alegría.
Ella es alma conductora, de mis vibrantes líneas nodo.



0 comentarios. Click aquí para comentar.: