Ducha

13 de junio de 2015
Yo no sé de veras
si esto que se anega en mi palma
es champú o un raro semen
coloreado de blanca esperanza.

Yo no sé de veras
si esta gota aperlada en mi glande
es llanto que escapa de las redes del deseo
o brizna de arena a depositarse en la concha de tu cuerpo.

De veras que no sé
si esta firmeza me hace rabdomante capaz de adivinar
en el chorro de luz tu sensual ausencia
o carnal brújula que a tu alma me orienta.

La vida escurre por mi piel
y yo no sé de veras
si esta humedad, si esta bruma tibia envolviéndome
es presagio de hallarme dentro de ti
o la lista ilusión de creerme en tus sueños.

La rima corre con rumbo al olvido,
entre remolinos va a esconderse en el albañal
y ahí se confunde, se mimetiza
cual nido anfibio de mocos tejidos
en la urdimbre de ideas arrancadas
por ansiosos mecos al tiempo.

Yo no lo sé de veras,
pero cada nuevo día mi afán se renueva,
mientras mi cuerpo agita el oleaje
cuando quiere hacerte mía, mar de leva.


0 comentarios. Click aquí para comentar.: