En la cama

Sabido es, por los conocedores y los amantes de los gatos que, así como para el ser humano el centro esencial de un hogar se encuentra en la cocina, ese lugar donde lo crudo y lo cocido se dan cita, y el agua y el vino embriagan, sacian casi por igual, el felino casero se sabe amado de veras y no nada más aceptado cuando tiene un lugar en el centro de la cama de su cuidador.


En la cama
26 de enero de 2016

Escribí hace tiempo que algo has de tener
de humano en ese cuerpo de felino,
en esa figura grácil y atlética que es mi sino;
algo en tus miradas como garras
que apenas en mí las posas
hace a mi deseo girones,
lazos con los que a ti me amarras.

Pero hoy descubro que también en mí
algo de felino encuentro,
cuando me imagino acomodado
en tu lecho, en el centro,
prenda viva entre las prendas arrojadas
luego de haber apenas tu piel rozado.

Me sé ahora, me imagino mascota acechante,
sigiloso motivo que entre las sábanas está
asoma, dormita esperando el oportuno momento
para dar sobre tu amor zarpazo
que te traiga a mí de nuevo,
y, como anoche, llevarme a hincar la lengua
entre esas tus húmedas, feroces fauces
que son tibia madriguera de mi verso amante.


0 comentarios. Click aquí para comentar.: