Incontenible

16 de diciembre de 2016



Ya no puedo más, verde musa, te lo juro.
Ya no puedo más contener esto,
esta fuerza orgásmica que me inunda.
Está rompiendo la represa de mi templanza
y en cualquier momento me verteré
en el seno mismo que alberga mi esperanza.

Me es imposible contenerme.
Tus caricias me desbordan,
agitan inmisericordes la superficie de mis ansias
y en el fondo de mi alma la corriente
lleva ardientes aguas procelosas,
las que agitan el lecho de los signos
revelando el tesoro de verdad
de estas ganas rémoras de costumbres burdas.

Ni siquiera la luna
que en el océano de tu piel
en el amar libre riela
ha conseguido enfriar la ilusión
de meterme con furtiva y lubrica intensión
en tu entretela y abrirme paso entre tus labios
hacia el Tártaro de tus entrañas.

Más vale que hagas cuenco con tus manos
pues no falta nada para hacerme río,
y para hacer de tu boca mi ensenada
o acaso hasta mi imaginaria Estigia.
Pues si bien te tengo apenas de memoria poseída,
me haré paja caprichosa, sostenida
por el viento, chispa
que sobre ti se extienda cual incendio.
Entre tus manos quedará
viscoso, espeso, denso el verso,
estallando en gemidos,
tren de verbos por ti, musa, desbocado,
con todas sus letras sobre blanco.
Extático dispendio
de palabras que son poema de un recuerdo,
el tuyo, en soledad ay desahogado.

0 comentarios. Click aquí para comentar.: