Río Negro

28-30 de enero de 2017


—¡Se desbordó el río!—
gritaron los sueños.
—¡Se rompió la represa!—
advirtieron tus verdes pupilas.
Un caudal de rímel recorrió el valle
extendido justo en tu mejilla.
Nilo de pesares y de dichas,
tu mirada inundó mis fantasías,
regando las parcelas de mis versos.
En los rápidos de tus ansias,
bogué, hoja marchita,
hasta el remanso de tus labios
y en el palpitante fango de tu seno
hinqué raíz de amor eterno.

0 comentarios. Click aquí para comentar.: