Cuerpos en reposo

2-3 de abril de 2017

En tus ojos, cuerpos en reposo,
me hago ensueño,
deseo de un amante en la distancia,
indicio de mi admiración constante,
sombra roja de sol que se escancia
por entre el filtro de tu párpado luminoso.

En tu pecho, palpitante esbozo,
me imagino senda por el viento recorrida,
cañada que mi ansia loca erosiona
cual río de verdades de mi amor por ti, vida.
Me veo convertido en cálida caricia,
bañando tus colinas con solar pericia.

En tu blanco abdomen, valle de tentaciones,
deslizo mi mirada, me hago sin reposo brisa,
apenas rozando el trigal en tus doradas tierras.
Bebo mis denuedos en el pozo de tu ombligo acumulados
y en él me tiendo para ser por tu respiración arrullado
así, suavemente, amándote sin ninguna prisa.

Ese cielo azul, cubriendo tus formas,
más parece mi reposada melancolía;
pues, sabiéndote, ay, tan de mí adorada,
hasta hoy te has conformado con ser
motivo de este cuerpo en reposo
que, entre líneas, envejece en tu espera,
mientras te hace razón, hoja flotando
en la inquieta calma de un remanso de poesía;
mientras tu cabellera, nocturnal idea,
acaricia tus hombros con frescura de cascada.

Por tus muslos de mañana, desciende mi afán,
esa lava originada en tus volcánicos amores de Edna.
Sigiloso repta hasta encontrarse con tu mano,
ese cuerpo en reposo sobre tu pierna en reposo,
que hoy yo te pido en compromiso para enredarme
entre tus dedos convertido en angular esposo
de un brillante amor de solitario.


0 comentarios. Click aquí para comentar.: